10 sencillos consejos para destacar entre miles de travel bloggers

Sencillos consejos para destacar entre algunos travel bloggers parece una misión fácil
después de diez años creciendo con Viajéfilos, pero entre miles de travel bloggers, ya es
más complicado.

Somos muchos y es muy difícil llegar a ser conocido en este “mundillo bloguero”, está claro que no hay una varita mágica para alcanzarlo. No sabemos si conseguiréis destacar “entre miles de bloggers” pero al menos os damos nuestros consejos por si sirven de algo.
Nosotros tratamos de seguir este camino y estamos contentos con el resultado. De entre estos consejos para destacar como travel bloggers coged los que penséis que os van a ayudar en vuestro objetivo. No todo el mundo se marca un objetivo tan ambicioso como ser el primero en algo, tal vez solo queráis escribir como recuerdo. Al fin y al cabo, el blog es vuestro.

10 sencillos consejos para destacar entre miles de travel bloggers

1.- Viajar, viajar, viajar

Este es nuestro primer consejo si queréis destacar entre los muchos travel bloggers que os rodean. Y es que aunque parezca de perogrullo, si no le dedicamos mucho tiempo a viajar, es muy difícil tener un blog de viajes. Nuestro mejor consejo para convertirse en un buen travel blogger: Viajar.
No penséis que es necesario estar todo el día subido a un avión, recorrer miles de kilómetros o lanzarse al destino más lejano y peligroso. También se puede escribir acerca de tu ciudad o de tu provincia, buscar la mejor gastronomía de tu país o listar los mejores planes de fin de semana a menos de 100 kilómetros. Pero la cuestión es viajar.
Cuantos habréis conocido que sintieron la llamada del blog y se lanzaron a escribir con aquel primer viaje. Recogieron un montón de información, añadieron sus anécdotas, hicieron un artículo muy interesante. Al poco decidieron escribir un nuevo artículo con “los 10 lugares más fascinantes de…” y repitieron gran parte de la información. Poco después subían más info sobre el presupuesto, un post más pequeño de cómo llegar, otro sobre recomendaciones finales… Seis meses después no han vuelto a viajar, no tienen un blog de viajes, tienen un blog de recuerdos de un viaje. Viajéfilos nace de la pasión por viajar. Imaginad cuando es adicción.

2.- Leer, preparar, informarse

Viajar es muy divertido, gratificante y hasta relajante en ocasiones. Pero exige una preparación. No creo que nadie piense que recorrer las selvas de Borneo o visitar Cuenca sea sencillo. Cada viaje tiene su grado de dificultad pero ambos la tienen. Pero además de difícil, mola. Cuantas veces leéis eso de que “el viaje se empieza a vivir antes de salir”.
Cuando vas a salir de viaje es más que aconsejable leer acerca de nuestro destino: sus costumbres, su gastronomía, algo de historia, curiosidades… Eso hará que destaquéis como travel bloggers en vuestro contenido. Recordamos siempre a nuestro amigo Jaume, el más grande de los Viajéfilos y un auténtico devorador de lectura de viajes.
Nadie preparaba un viaje como Jaume. Discretamente, al llegar a una insignificante piedra tallada en medio de la ruta, aparentemente sin importancia, te contaba su historia o al pasar por una calle en cualquier ciudad dejaba caer que creía haber leído algo acerca de una cervecería en la esquina… Seguro que acertabas en parar.
Tan importante como ir preparado con información y de ahí la importancia de lo que hacemos, es seguir consumiendo toda la que caiga en nuestras manos durante el viaje. Lo que oímos, lo que nos cuentan, los panfletos que recogemos en las puertas de museos o hasta las cartas de los restaurantes. Leer, leer, leer, no se puede escribir sin leer.

3.- Crear un contenido de calidad

También os parecerá obvio pero si lo que escribimos no es lo que la gente busca, no volverá a buscarnos. Y que es un contenido de calidad. Pues en nuestra opinión, hay que ponerse en la piel de nuestros lectores, averiguar el porqué esos viajeros están en nuestra página y comienzan con la lectura de aquello que escribimos con el simple título y no demasiado acertado de “una semana en París”.
Habéis leído mil cosas sobre SEO y posicionamiento, ese viajero ha llegado hasta ahí probablemente gracias al tiempo invertido en ello, pero ahora viene lo bueno: ¿qué hace delante de nuestro texto?, ¿qué busca?, ¿seguirá leyendo?, ¿lo guardará para más tarde y lo compartirá con sus compañeros de viaje?… Ahí reside la calidad de nuestros artículos. Tu artículo tiene que aportar algo al lector que tiene delante o dejará de leerte y nunca volverá a hacerlo. ¡Hay muchos blogs con eso que nos estás contando!.
Nuestro contenido como travel bloggers va dirigido a viajeros, a gente que está preparando un viaje o que ya está en marcha y que busca buena información y mejores recomendaciones sobre su destino. Hay quien busca la anécdota de otro y la disfruta leyendo, quien navega en busca de horarios y precios, quien solo busca fotografías o localizaciones. Nuestro blog debe darle todo eso y en la mejor medida posible. ¿Fácil, no?

4.- Pensar, anotar, escribir

Pensar es lo que más nos diferencia de otras especies, ¡pues a ello!. No es que sea necesario estar 24 horas pensando en como vamos a enfocar un artículo mientras viajamos, pero no está demás ii cocinándolo. Como se lleva ahora: a fuego lento, a baja temperatura creo que le llaman los más modernos. Nos gusta cargar nuestros artículos de información práctica. Los que leéis Viajéfilos,
sabéis que aunque en ocasiones pueden parecer tediosos, nuestros artículos siempre añaden información de distancias, tiempos, precios… los recordamos porque los escribimos sobre la marcha. No sería posible ser tan meticulosos si no anotáramos todo esto en el momento. Al menos no para nosotros. Así que primera confesión del día: escribimos sobre la marcha. Si veis a una pareja con un tío con el móvil en la mano mientras hace un trekking en el salar de Uyuni, ese soy yo.
En ocasiones nos han preguntado como somos tan rápidos a la hora de compartir el contenido de nuestros viajes. Ahí está el secreto: los traemos cocinados y listos para servir. La otra ventaja es que además le añades sensaciones reales a tu texto, que sientes en el momento de la ruta, como es la visión en directo desde la isla de Incahuasi, cómo llegas y cuál es tu auténtica primera impresión. Le das alma a tu artículo, ese que solo parecía tener cifras sobre tiempos y gastos. Es importante apuntarlo todo y que se note que estabas allí.

Tienes un blog de viajes y escribes en español desde cualquier parte del mundo?

5.- Generar un estilo propio

Si hemos conseguido que ese viajero que está montando su viaje llegue a nosotros y se quede, hemos ganado la batalla, pero no hemos ganado la guerra. Nuestra manera contar la historia, nuestra historia, tiene que ser personal e inconfundible. Nuestra escritura debe ser diferente. Podemos ser un travel blog de emociones, un cuaderno de viajes, una página de listados sobre “que ver” o lo que queramos ser, pero debe tener nuestro estilo propio.
En Viajéfilos nos chiflan las bitácoras de viaje y os contamos porque. Cuando comenzamos a preparar un viaje, habitualmente contamos con un determinado número de días. Obvio ¿no?. Y comienzas a montar tu ruta. Tengo un mes para Australia… ¿por dónde comienzo?, ¿cuál será la siguiente escala?, ¿le dedico dos o tres días a la Great Ocean Road…? Eso es lo que buscamos y por eso nos gusta escribir diarios de viaje.
Nos gusta cuando encontramos a alguien que escribe acerca de Kangaroo Island y como le fueron sus dos días aunque se hubiera quedado un tercero porque no tuvo tiempo de visitar el extremo occidental (le faltó un día). Desde Adelaida salió en busca de la Great Ocean Road y llegó un día antes a Melbourne porque la distancia entre los Doce Apóstoles y Melbourne carecía de encanto (le sobró un día)¿Entendéis?
Nuestros cuadernos de viaje relatan día por día nuestra experiencia, van llenitos de información práctica, aderezados con nuestra experiencia y servidos con el alma que le añade escribirlos allí mismo. Le añadimos mucha pasión a nuestro trabajo: Repito, Viajéfilos es pasión por viajar, ese es el estilo de Viajéfilos.

6.- No copiar NUNCA

Poneos en nuestro lugar, en el lugar de cualquier travel blogger. Esto, para la mayoría no es un oficio, pero si supone un esfuerzo. ¿Por qué lo hacemos?, pues cada uno tendrá un motivo diferente, pero hacerlo da trabajo y no poco. Y poneos en el lugar del viajero que busca información. Llega a vuestra página, comienza a leer, y se da cuenta de que está releyendo lo mismo que en el artículo de otro blogger de viajes hace unos minutos.
No volverá a vuestro blog nunca y lo tenéis merecido.
No podemos inventarnos a que hora salen los buses desde Port Autorithy en NYC hacia los outlets de New Jersey pero no hace falta darle al “control-C” y añadirlo en nuestro artículo. Se puede maquillar y por supuesto, se debe mejorar, la manera en que lo trasmitimos. Se debe intentar hacerlo más atractivo, hacerlo distinto. Si lo conseguimos, nuestro contenido será el original, el resto serán las copias.
Se supone que los viajeros están dotados de unas virtudes especiales que los convierten en tolerantes, amigables, felices… no copiéis el trabajo de otros, por favor.

7.- Ser constante y cumplir un calendario

En Viajéfilos nos gusta pensar que estáis esperando el martes, el día que elegimos hace años para subir nuevo contenido. No sabemos porque fue el martes pero así comenzamos hace más de 10 años y así seguimos. Es casi obsesivo tener preparado ese nuevo artículo para el próximo martes y, salvo raras excepciones, no hemos fallado ni uno solo a nuestra cita semanal. Nuestros lectores tienen que saber que actualizamos constantemente nuestro contenido.
Los viajeros deben pensar en nosotros aunque no aparezcamos en las primeras posiciones de su búsqueda en Google. ¿Qué tendrán escrito sobre Roma en Viajéfilos?. Y parte de ese “enganche” lo generamos con nuestra constancia, nuestro compromiso.
Un calendario editorial puede ser un lastre, pero para evitarlo solo tenéis que conocer vuestras posibilidades y poneos en marcha. Se puede publicar cada 15 días, cada mes incluso, si el contenido es de calidad. No podemos fallar y es lo que importa. Marcaos vosotros mismos el ritmo que podáis cumplir. Recordáis la importancia del primer punto: Viajar, viajar, viajar. Siempre tendréis algo
nuevo que contar.

8.- Aprender a manejar todas las herramientas que necesitas


No es necesario ser escritor o periodista, si lo eres, tienes mucho adelantado. Pero es importante aprender a escribir. Se puede y se debe. Hay muchos artículos interesantes sobre como hacer amena una lectura. Frases cortas, mantener un hilo, medir los tiempos… creo que a veces nosotros somos pesados, pero seguimos aprendiendo para que sea más ameno leernos. Y por favor, cuidar la ortografía… La de comas que nos comeriamos.
La fotografía es a un blog de viajes lo que las ruedas a un coche. No funciona sin unos buenos neumáticos. Y no es que sea el elemento más importante, el más importante es el contenido, el texto, pero en nuestra opinión, ayuda a entenderlo y lo hace atractivo.
Hace un tiempo escribimos un artículo por encargo. Recuerdo como “nos riñeron” por abusar de las fotografías en medio del artículo. Si es que teníamos unas fotazas de auroras que teníamos que enseñar. Pero interrumpían demasiado la lectura y hacía que el lector se perdiese. Creemos que tenían razón en la crítica. Hay que moderarse pero las fotografías hay que utilizarlas. Por supuesto, unas nociones básicas de fotografía mejorarán tu blog y tus recuerdos.
Habrá que aprender a navegar en redes, usarlas pero sin obsesionarse en ellas. Muchos de nosotros nos beneficiaríamos de una temporada desintoxicándonos de Twitter, Instagram o de Facebook. Pensad que solo genera un 10% de vuestro tráfico, que la visibilidad en exceso fatiga a vuestros seguidores y que vuestro tiempo viajando no se va a repetir. Hay que estar, pero no vivir para estar.
Y por último, pues si, aprender SEO y todo eso, pero no quería dejar de aconsejaros a manejar las infografías. Gustan mucho y cuando aprendes son también muy divertidas de crear. Da gusto encontrar una infografía vistosa con los pasos a seguir para sacar la tarjeta de metro en Tokio, un flash visual que resume lo que acabamos de leer y se graba en nuestra retina. Las infografías mejoran como casi nada un buen artículo en un travel blog. Nosotros echamos buenos ratos en Canva. Ánimo con ellas.

El programa de afiliados Livegens ofrece a travel bloggers un 10% de comisión por cada venta sobre el pvp.

Livegens nace en el año 2019 con la finalidad de integrar el emprendimiento, la moda sostenible y el cuidado del medioambiente. Un proyecto verde y social de dos hermanos emprendedores por un mundo mejor, con gafas y relojes de madera artesanales, eco friendly y sin plásticos como propuesta de valor. Complementos trendy de diseño con alma viajera y mucho corazón. Livegens ofrece varios complementos de moda sostenibles, con las gafas de sol de bambú y los relojes de madera como productos estrella.

9.- Buscar nuestro nicho y no desesperar

Este primero, lo de buscar un nicho, es un consejo que me temo conocemos pero no seguimos en Viajéfilos. Seguro que lo habéis leído. Es importante centrarse en un tipo de viaje en vuestro travel blog. Viajes con niños, escapadas por España, viajes de montaña… hacerse referencia en ese tipo de viajes y explotarlo para figurar en todas las búsquedas.
Personalmente no lo hemos conseguido y son muchas las razones. Nos gusta viajar con mayúsculas y no le hacemos asco a ningún tipo de viaje. Igual nos subimos a un crucero por las Galápagos que al Transiberiano, que le vamos a hacer. Además, a fuerza de hacer amigos, Viajéfilos se ha convertido en un mini blog colaborativo. Es verdad que el 90% del contenido es nuestro pero le brindamos la
oportunidad a nuestros amigos de compartir su experiencia en nuestra página.
Coincidiréis con nosotros que nada tiene que ver Madrid con amigos, con pareja, con niños, en verano o en invierno, con un buen presupuesto o sin mucho dinero… nos gusta tener muchos puntos de vista y con ello lo conseguimos. Lo de no desesperar, pues va por temporadas. Como si tenemos el mejor contenido imaginable para viajar a Tíbet no conseguimos más lectores. ¿Será porque la gente no viaja a Tíbet tanto como quisiera?. Tranquilos, son vuestros recuerdos y seguro que le son de utilidad a alguien.

10.- Buscar la sincera amistad de otros bloggers

El adjetivo sincera delante de amistad me parece adecuado en este punto. Hay que darse a conocer personalmente, desvirtuar nuestra imagen, abrirse a otros compañeros travel bloggers y entablar una amistad llegado el caso. Pero la amistad debe ser eso, amistad. Se nota cuando buscamos beneficio únicamente y no es que esté mal que busquemos alianzas pero para generarlas primero hay que tratar de ser amigos. Intentar acudir a eventos de travel bloggers es una magnífica idea, una buena oportunidad para conocer a esos que leemos y admiramos. Todos tenemos a otros como referencia y hace mucha ilusión conocerlos. Seguro que vosotros sois la referencia viajera de más de uno.
A partir de esa amistad todo va a ir rodado. Ya no serán encargos, serán favores personales.
Y hasta ahí nuestra modesta pero sincera lista de consejos para que consigáis subir vuestras visitas como la espuma. Como comenzamos diciendo, no se sí entre miles de bloggers pero al menos destacar, destacaréis. Y será un placer conoceros.

✍️ José Luis Bauset⎮ Viajéfilos

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Index