Un fin de semana descubriendo los encantos de la Ruta del Vino de Toro

✍️Mónica⎮MiniOnTour

Un fin de semana descubriendo los encantos de la Ruta del Vino de Toro

¿Te gusta el turismo enológico? Y si te decimos que hay un sitio en el que además de disfrutar de lo mejor del vino, lo puedes combinar con un patrimonio alucinante, unos paisajes brutales y una gastronomía para chuparte los dedos, ¿cómo te quedas?

Y encima, lo tenemos en España, así que mejor que mejor. Haz las maletas que nos vamos hasta Zamora y Valladolid para descubrir una de las rutas del vino de España.

La denominación de Toro es una de las más jóvenes de España. Se creó en el año 1987, pero vienen pisando fuerte y con muchas ganas de que la descubras. Por ello, varias bodegas y otros negocios han creado una asociación para dar a conocer la Ruta del Vino de Toro. Toda una experiencia que, si no has vivido todavía, estamos seguros de que te enamorará. Por delante tienes 430 kilómetros para disfrutar: 17 términos municipales, 28 poblaciones y 26 bodegas.

Descubre los vinos de Toro

Si no lo has hecho antes del viaje, no te puedes ir de aquí sin probar sus famosos vinos de tinta de Toro, aunque también hay otras variedades aceptadas en la denominación como la garnacha, el verdejo o la malvasía. No te limites a los tintos, los vinos blancos y rosados de Toro también están de lo más ricos, y alguno, como el blanco dulce de la Bodega Liberalia, te sorprenderá.

Aunque la denominación sea joven, los vinos de Toro cuentan con mucha historia a sus espaldas. De hecho, fueron los primeros en llegar a las Américas. Sí, viajaron con Cristóbal Colón en sus carabelas. Y, contrariamente a lo que muchos piensan, las barricas que iban en las naves estaban cargadas con vinos blancos y no tintos.

Seguro que has escuchado varios mitos sobre los vinos de Toro, como que se comen con cuchillo y tenedor. Es cierto que son vinos con mucho más cuerpo que los de otras denominaciones y siempre han contado con una mayor graduación, pero ahora han conseguido domarlos, se han adaptado al mercado y los hay para todos los gustos. ¡Seguro que hay alguno que te enamora!

Asómate a unas bodegas únicas

Una de las cosas que más nos sorprendió de la Ruta del Vino de Toro son sus bodegas subterráneas. Las excavaban los propios dueños de las casas debajo de las mismas con pico y pala, y no veas la profundidad que alcanzaban. Más de 300 bodegas están escondidas bajo el subsuelo de Toro, aunque ahora ya no se usan para guardar el vino. La modernidad ha llegado hasta ellas y son muy pocos los que siguen utilizándolas.

Aun así, es curioso conocerlas y saber cómo eran. Puedes entrar en algunas de ellas con una visita guiada que se contrata en la Oficina de Información y Turismo, situada en la planta baja del Ayuntamiento.

Te hemos dicho que hay pocas, pero durante nuestro recorrido dimos con la única bodega de Toro que sigue haciendo el vino con el método de antaño. Eso sí, hicieron una pequeña reformita y le metieron un montacargas a la bodega para no deslomarse en su propósito. Es el proyecto de la bodega Valdigal, en la que puedes hacer una visita guiada con cata. También te

recomendamos que te acerques a la bodega Velasco e Hijos, es todo un museo y se hizo vino en ella hasta 1999. Es una de las pocas bodegas que cuentan con un abovedado auténtico.

También puedes visitar otras bodegas más modernas y originales. A nosotros nos sorprendió un montón la Bodega Liberalia, en la que unen sus dos pasiones: el arte y el vino. Los vinos descansan en barricas con música ambiente y las uvas tienen la suerte de contar con conciertos de violín cuando están en las cepas. Con tanto mimo, no es de extrañar que sus vinos sean una maravilla.

Y si buscas un proyecto innovador y tienes ganas de lanzarte al mundo de la viticultura, en la bodega La Viña del Abuelo, puedes hacer tu propio vino. Solo tienes que pensar cómo quieres que sea y tendrás a un grupo de enólogos ayudándote a conseguirlo.

Pero espera, que no todo van a ser bodegas en Zamora. Ya te hemos dicho que la Denominación de Origen de Vino de Toro también abarca la provincia de Valladolid. El barrio de bodegas de San Román de Hornija es digno de visitar. La bodega Ernesto del Palacio ofrece visitas guiadas a sus bodegas modernas, a las antiguas y a sus viñedos de lo más interesantes.

Todas las bodegas que te hemos mencionado ofrecen catas de vino excepto las históricas, que ya no se utilizan y ahora funcionan como museo. Te hemos hablado de las que hemos visitado nosotros, pero tienes muchas más opciones para elegir.

Adéntrate en la historia de los vinos de Toro en el Museo del Vino Pagos del Rey

Muy cerquita de Toro, en la localidad de Morales de Toro hay un lugar en el que puedes conocer de primera mano el origen y evolución de los caldos de esta denominación de origen. Se trata del Museo del Vino Pagos del Rey. Como bodega cuenta con el parque de barricas más grande de toda la DO y como museo de unos espacios de lo más interesantes, en los que mayores y pequeños aprenden por igual.

También organizan catas para que puedas probar los vinos de la bodega y cuentan con un espacio dedicado a la tienda en el que puedes adquirir los que más te hayan gustado y llevártelos para casa.

Admira el patrimonio de la Ruta del Vino de Toro

La Ruta del Vino de Toro no solo es vino, el patrimonio de Toro y de los pueblos que forman parte de esta ruta es impresionante. Empezando por la Colegiata de Santa María la Mayor y su portada de la Asunción.

Las iglesias mudéjares de Toro también deberían entrar en tu ruta. La Iglesia del Santo Sepulcro, La Iglesia de San Lorenzo El real, la Iglesia de San Sebastián de los Caballeros y la Iglesia de San Salvador de los Caballeros son dignas de descubrir. Y si te quieres ahorrar un dinerito, hay un pase conjunto que las incluye a todas junto con la Colegiata por 5 euros. Y aunque no somos muy fans de los toros, la Plaza de Toros de Toro nos dejó impresionados, nos recordó al Corral de Comedias de Almagro, así que también te recomendamos que la visites si tienes tiempo.

Otro de los atractivos de Toro son sus palacios. Irán saliendo a tu paso según vas paseando por sus calles y en algunos de ellos puedes entrar. Te recomendamos el Rejadorada, por su historia, o el del Palacio de los Condes de Requena, por sus patios.

La Torre del Reloj o el Monasterio de Sancti Spíritus El Real son otros de los lugares de interés que no te deberías perder. Y ya fuera de Toro, conocer la tradición del Zangarrón de Sanzoles o visitar la tumba del rey visigodo Chindasvinto y su esposa Reciberga, son dignos de conocer.

¿Tienes un blog de viajes y escribes en español desde cualquier parte del mundo?

Disfruta de la gastronomía de la Ruta de Vino de Toro

Si te gusta comer bien, en la Ruta del Vino de Toro te vas a poner las botas de cosas ricas. Te confesamos que nos sorprendió la gran variedad de platos que puedes comer, desde cocina tradicional a moderna sin perder la base, y todo ello regado con unos vinos de la Denominación de Origen Toro. ¿Se puede pedir más? Carnes, pescados, arroces y hasta un toque de cocina oriental sobre la base tradicional es lo que te vas a encontrar.

Te recomendamos que pruebes el rabo de toro y el tradicional arroz a la zamorana y de postre, por supuesto, unas tradicionales cañas zamoranas. Pero te pidas lo que te pidas, va a ser un acierto seguro.

Si quieres más información sobre todo lo que puedes hacer en esta zona puedes consultar esta Guía sobre la Ruta del Vino de Toro. El objetivo de la Ruta del Vino de Toro es dejar huella, y a nosotros te aseguramos que nos la ha dejado, y bien profunda.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com